Compresor centrífugo

La principal característica de los compresores centrífugos es aumentar la presión de salida en relación con el aumento de su velocidad de rotación (que normalmente ya es relevante >10000 rpm) mientras que el flujo de aire permanece constante e independiente de la velocidad. Normalmente son multi-etapa, en el sentido de que hay varios impulsores de diferentes tamaños que en sucesión aumentan la presión del aire en pasos hasta alcanzar el nivel esperado.

Se utilizan principalmente en procesos “sin aceite” y con caudales medio-altos.

Son máquinas muy fiables pero de mantenimiento caro, adecuadas para aplicaciones de presión media. Están muy solicitados, por ejemplo, por las empresas alimentarias, farmacéuticas y químicas.


 

Por David

Deja una respuesta