• Empieza conociendo a tu competencia y sus enlaces

Una buena manera de empezar una estrategia de backlinking es conociendo qué ha hecho nuestra competencia. Para ello, podemos utilizar herramientas como Semrush o Ahrefs, que te permiten extraer los enlaces que apuntan a la web de tu competencia.

Muchos de los enlaces de tu competencia pueden darte una idea sobre qué tipo de páginas publicarían tu información o son «accesibles» para tu sector. Es importante que organices toda la información extraída en un Excel, conteniendo la siguiente información: empresa, url, puntuación del dominio, fecha, tipo de enlace (dofollow o nofollow)…

  •  Organización y análisis

Según la competencia que hayas estudiado, es posible que tengas una lista larga e inmensa, que hay que limpiar. Primero, elimina los duplicados. Ten en cuenta que un mismo dominio puede contener 20 enlaces diferentes. La lista, finalmente, quedará reducida y podremos centrarnos en una estrategia concreta.

¿Cómo seguimos segmentando? Por ejemplo, centrándonos en la autoridad del dominio (DA). Esta métrica habla de la popularidad que un sitio web posee y de la confianza que genera, tanto para los usuarios, como para el mismísimo Google.

  •  Selección apropiada

No puedes perseguir todos los backlinks de tu competencia. No tiene sentido, porque tus enlaces no serán de total calidad, perderás tiempo, perderás dinero y otros recursos… no te interesa. También encontrarás algunas páginas que serán inalcanzables para ti. Por ejemplo, aquellas que están directamente relacionadas con tu competidor.

Tienes que hacer una selección apropiada.

  •  Consigue buenos enlaces, sigue creando contenido

Cuando ya tienes el objetivo definido y la lista de enlaces web donde quieres conseguir backlinks, es momento de ponerse manos a la obra.

¿Lo más sencillo? Crea un perfil de empresa en plataformas específicas para poder introducir tus enlaces. Por ejemplo, páginas amarillas, yelp o empresite el economista. También puedes buscar plataformas directamente relacionadas con tu sector, donde podrás ofrecer mejor contenido y, por tanto, tus enlaces serán de mejor calidad. Un ejemplo es Behance para diseñadores, fotógrafos…

También puedes participar en foros de interés para tu sector, introduciendo enlaces a tu web. Piensa que tú puedes dar respuesta a las dudas de tus clientes con respecto a tu sector ¡es la base de la estrategia de contenido!

¿Y algo más difícil? Conecta con bloggers, preséntales ideas para poder publicar en su blog a cambio de un enlace (guest posting). Recuerda que, aunque utilices una plataforma digital para contactar, se trata de personas al otro lado de la pantalla. Por tanto, no puedes ser extremadamente directo. Se trata de una labor de PR (Relaciones Públicas).


 

Por David

Deja una respuesta