Un directorio web es un tipo de sitio web que contiene un directorio organizado de datos, imágenes o, más generalmente, enlaces a otros sitios web. Los directorios web, contrariamente a los motores de búsqueda, se caracterizan por estar estructurados en categorías y subcategorías. Habitualmente, los directorios web permiten a los webmasters o creadores de sitios web que informen de su sitio para que sea incluido, y después los editores autorizados revisan esas solicitudes antes de incluir sus enlaces para comprobar que se adecúan a los requisitos de aceptación determinados por el directorio web.

​Un directorio web es una base de datos de sitios web, ordenados de tal manera que facilitan la navegación. Estos enlaces a direcciones web se clasifican en función de criterios específicos, como podría ser por orden alfabético. Esto ayuda a los usuarios a buscar información de una manera específica. Antes de que aparecieran los motores de búsqueda, los directorios web eran la única forma de búsqueda de sitios web en internet.

Entre los directorios web generalistas más conocidos pueden mencionarse el Yahoo! Directory (inactivo desde 2014) y DMOZ (inactivo desde 2017). En la actualidad los directorios web supervivientes son pequeñas bases de datos especializadas en temas concretos y por eso ya no son tan populares. Los grandes repertorios generalistas como fueron Yahoo! Directory o DMOZ ya han sido definitivamente reemplazados por los motores de búsqueda, principalmente el buscador de Google.

Los directorios web regionales integran en un mismo sitio a comercios, servicios, empresas o participantes de determinado sector, enfocándose en un territorio comercial en específico, creando de esta manera una comunidad que facilita la navegación, localización y mercadeo. Estos directorios promueven el crecimiento económico del sector al que están enfocados puesto que ponen al alcance del usuario la posibilidad de descubrir proveedores que desconocía que existieran y con esto resolver una necesidad de compra.

Los directorios web pueden clasificarse atendiendo a diferentes criterios. Así, en función de su coste, los hay gratuitos o de pago; conforme a la correspondencia o reciprocidad entre los enlaces, en recíprocos o no recíprocos; de acuerdo a su especialización, en generales o temáticos; según su área geográfica, en globales o locales; y asimismo, en lo que respecta al tiempo de admisión y puesta en funcionamiento de los enlaces, en directorios de inclusión inmediata o de revisión y aprobación por un administrador.

Cómo funciona un Directorio web

Un directorio web organiza los sitios web por temas y, por lo general, es gestionado por seres humanos en lugar de software. Un buscador busca en sitios organizados en una serie de categorías y menús. Estas colecciones de enlaces son generalmente mucho más pequeños que las bases de datos de los motores de búsqueda, ya que los sitios son vistos por los ojos humanos en lugar de por spiders.

Hay dos maneras para que los sitios sean incluidos en los listados de un directorio web, ya sea cuando el propietario del sitio web envía el sitio a mano, o cuando el editor del directorio se encuentra con dicho sitio y decide incluirlo en la lista.

El alta en buscadores en SEO

Los directorios web fueron hace tiempo una de las principales estrategias para promocionar una web, ya que eran una forma relativamente sencilla de obtener enlaces a una página para reforzar su posicionamiento. Sin embargo, tras la llegada de los cambios en el algoritmo de Google con Panda e Penguin, el alta indiscriminada en directorios es una práctica desaconsejada que puede tener efectos negativos muy perjudiciales en el posicionamiento SEO, ya que, si bien la presencia en directorios temáticos y de calidad no es perjudicial, muchos de ellos están considerados como granjas de enlaces. Es por ello que, actualmente, una de las primeras tareas que se abordan a la hora de comenzar un proyecto SEO es una auditoría de enlaces para detectar links perjudiciales.

La historia de los Directorios web

Con el crecimiento de Internet y la proliferación de las páginas web ,que crecían de forma exponencial, se hizo necesaria una herramienta que permitiese agrupar y ordenar toda esta información. De esta forma surgió la figura de los directorios web, gigantescas bases de datos que gracias a su gran utilidad se popularizaron rápidamente.

Fue a partir de 1995 cuando algunos de los directorios web más importantes, como Yahoo! o DMOZ, se fundaron y empezaron su crecimiento. Durante este lustro, los directorios web fueron reyes indiscutibles de Internet, sin embargo, con la llegada de los buscadores, el funcionamiento de internet cambio radicalmente.

La aparición de los motores de búsqueda, liderada por Google, propicio que el uso de los directorios web como métodos de búsqueda de páginas web fuera quedando progresivamente en desuso. No obstante, durante los primeros años de Google este fomentó el uso de los directorios como herramienta de posicionamiento en el buscador. El resultado fue la proliferación de un link building masivo que multiplicó el número de directorios, provocando una pérdida de valor para el usuario puesto que estos no se centraban en generar contenido de calidad.

Para solucionar este problema Google decidió castigar este tipo de prácticas con el lanzamiento en el año 2012 de Google Penguin, una potente actualización de su logaritmo que supuso el inició del fin de los directorios web. A partir de este momento, estos fueron decayendo y perdiendo millones de usuarios, habiendo muchos en la actualidad cerrado sus puertas (el último DMOZ en el año 2017).

Tipos de Directorios Web

Podemos clasificar los directorios web de diferentes formas según su tipología:

  • Según el coste: si estos nos permiten incluir el enlace a nuestro sitio web sin ningún tipo de coste, hablaremos de directorios gratuitos, si por el contrario es necesario pagar para dar de alta nuestra web nos referiremos a directorios de pago. Los últimos suelen ser mucho más beneficiosos para el SEO por norma general, ya que se encuentran menos saturados y transmiten una mayor autoridad, mientras que con los gratuitos ocurre todo lo contrario en muchos y pueden hasta ser como emisores de webspam. Existe una variante dentro de los directorios de pagos conocida como directorios por pujas en la cuál se utiliza este método de pago para definir la visibilidad que tendrá nuestro sitio web dentro del directorio.
  • Según la correspondencia: existen numerosos directorios que son gratuitos, pero a cambio de incluir nuestra web exigen a cambio un vínculo al mismo, lo que se conoce como directorios recíprocos, normalmente estos son más relevantes que los directorios gratuitos no recíprocos.
  • Según el área geográfica: si se trata de un directorio web que engloba solo páginas web de una región geográfica determinada, hablamos de un directorio local, si no tiene ningún tipo de limitación geográfica se trata de un directorio global.
  • Según la especialización: si se trata de un directorio que no está especializado en ningún tema en específico, se denomina directorio general, cuando si lo está se trata de un directorio temáticos. Los directorios temáticos son tan variados como disciplinas existen y podemos encontrar directorios de deportes, de noticias, salud, tecnología, compras, etc… Dentro de los directorios temáticos podemos destacar los directorios académicos que se centran en determinadas materias como apoyo a la investigación o a la docencia.

Ventajas y desventajas de los Directorios Web

Entre las principales ventajas y desventajas de los directorios web, encontramos:

  • Puede transmitir cierta autoridad a nuestro sitio web.
  • Incluyen descripciones de los sitios web.
  • Presentan la información clasificada.
  • Organizan los sitios web por temática.
  • Aportan visibilidad a nuestro sitio web.

En cuanto a las desventajas de los directorios web, podemos destacar:

  • En la gran mayoría de casos no suponen un beneficio importante para el aumento de tráfico en nuestro sitio web.
  • No suelen actualizarse con demasiada frecuencia.
  • Sus bases de datos son mucho más reducidas que las de los motores de búsqueda.
  • Las descripciones que aportan sobre los sitios web suelen ser bastante generalistas y no ofrecen una información demasiado detallada.
  • Muchos de ellos se encuentran en desuso.

Principales Directorios Web

Aunque muchos de los directorios web más notorios han caído en desuso, merece la pena mencionar alguno de los más destacados:

  • DMOZ: nacido en el año 1998 como un proyecto colaborativo global, este directorio que cerro sus puertas en el año 2017 fue uno de los más exitosos con más de 5 millones de enlaces a sitios web y casi 100.000 colaboradores.
  • Yahoo: concebido originalmente como un directorio web, la marca se expandió rápidamente abriendo un portal web y convirtiéndose en el motor de búsqueda más popular a finales de los 90 y principios del siglo XXI.
  • Hotfrog: se trata de uno de los directorios online gratuitos más populares, orientado a perfiles de empresas.
  • Logader: Logader es un directorio con información de empresas, profesionales, establecimientos… y todo tipo de productos y servicios.

 

Por David

Deja una respuesta